EMBALSE DE BELESAR

Embalse de Belesar

El pantano de Belesar

EMBALSE DE BELESAR
EL MAYOR EMBALSE DE GALICIA ES EL EMBALSE DE BELESAR

 

El Embalse de Belesar (Encoro de Belesar en gallego) es un embalse artificial formado en el río Miño, España (el más grande de este río), en mil novecientos sesenta y tres. Está ubicado entre los ayuntamientos de Taboada, Chantada, Saviñao, Paradela, Páramo, Guntin y Portomarín. Su capacidad es de seiscientos cincuenta y cinco hm3, con una superficie aproximada de mil novecientos diez hectáreas y una longitud de cola de cincuenta km.

La presa del embalse de Belesar

La presa es obra del ingeniero Luciano Yordi de Carricarte, con una cúpula y 2 estribos de gravedad, al paso que la construcción de control de la central es obra del arquitecto técnico Juan Castañón de Mena. El embalse se edificó para aprovisionar una central de energía hidroeléctrica que en la actualidad es propiedad de la compañía Gas Natural. La planta de energía hidroeléctrica tiene una capacidad instalada de trescientos MW para Belesar I y veinte con ocho MW para Belesar II.

Construcción de la presa del Embalse de Belesar

La construcción del embalse no solo contribuyó a la inundación de prácticamente cinco.000 hectáreas de tierra fértil [cita requerida], sino más bien asimismo a la desaparición bajo el agua del pueblo de Portomarín, que había sido restaurado cerca de su viejo emplazamiento.

La catarata más alta del embalse de belesar tiene una altura de ciento treinta y siete con cinco metros.

Cincuenta años de la existencia del complejo energético del embalse de Belesar

La catarata del embalse de Belesar fue desarrollada por el ingeniero coruñés Luciano Yordi de Carricarte, y fue estrenada en el mes de septiembre de mil novecientos sesenta y tres con la meta de acrecentar la producción de electricidad en Galicia.

Una de las obras de ingeniería más singulares y significativas de su temporada fue la presa de Belesar, siendo la más grande de España y una de las más grandes de Europa. Para esa temporada, la construcción de la presa, que duró cinco años, fue de enorme magnitud y más de dos mil personas trabajaron simultáneamente.

traslado del pueblo de portomarín para hacer la presa del embalse de belesar

El traslado del pueblo de Portomarín y de la iglesia de San Nicolás, que data de finales del siglo XII, asimismo significó la construcción del embalse de Belesar. Este proyecto de reconstrucción es conocido hoy día como uno de los primeros y más significativos del planeta.

La central de energía hidroeléctrica del embalse de Belesar

La central de energía hidroeléctrica Belesar I tiene una capacidad instalada de trescientos MW y es hoy día una central completamente moderna, dotada de la última tecnología tanto de turbinas como de control a distancia y automatización. Desde el punto de vista ambiental, la reciente modificación de sus 3 turbinas ha hecho que la planta sea más sustentable, puesto que el desempeño de la planta ha mejorado drásticamente al usar menos agua para producir exactamente la misma energía y se ha eliminado la necesidad de aceitar.

La mini-central de energía hidroeléctrica del embalse de belesar: Belesar II

La mini-central de energía hidroeléctrica Belesar II, en la que GAS NATURAL FENOSA ha invertido treinta y uno millones de euros, asimismo fue estrenada a lo largo de la liturgia.

La central Belesar está completamente automatizada y es operada por el Centro de Control Integrado (CCI) de GAS NATURAL FENOSA en Velle (Ourense), lo que deja supervisar y controlar a distancia los primordiales factores de funcionamiento. El CCI regula la administración de todos y cada uno de los proyectos hidroeléctricos de Galicia y León, como la construcción y el resto de las actividades de apoyo operativo.

La mini planta de energía hidroeléctrica Belesar II, en la que GAS NATURAL FENOSA ha invertido treinta y uno millones de euros, asimismo fue estrenada a lo largo del acontecimiento.

Se trata de una instalación compuesta por 2 conjuntos de diez con cuatro MW cada uno de ellos, con una previsión de funcionamiento de más de seis mil quinientos horas por año y una producción estimada de ciento treinta y ocho GWh por año, ubicada en el viejo túnel de acceso a la central de energía hidroeléctrica Belesar I y también incorporada totalmente al medioambiente.

Ayuda a la central hidroelectrica del pantano de Belesar

La nueva minicentral va a tener condiciones perfectas de caudal entre la presa y la salida de maquinaria de la central Belesar I en el tramo de uno con tres quilómetros del río Miño, contribuyendo a su protección ambiental y al cumplimiento de los objetivos nacionales de conservación de la energía y de generación de electricidad con fuentes de energía renovables.

Curiosidades del embalse de Belesar

Este monumental embalse es otra de las grandes obras hidroeléctricas efectuadas por la dictadura franquista, que llenó de agua las grandes extensiones de los valles Galaicos.

Gracias a ello disponemos del legendario paisaje de la Ribeira Sagrada de esta provincia. Fue construida sobre el río más grande de Galicia, el Miño, en mil novecientos sesenta y tres. El nombre del embalse se debe a la parroquia de Belesar, ubicada cuatro km río abajo.

¿Donde está el embalse de Belesar?

San Fiz de Asma es famosa como la parroquia de Chantada, donde se halla la presa que une los pueblos de Chantada y O bien Saviñao. Quizás de ahí que, por miedo a nombrarla como el embalse de Asma, sus promotores no desearon emplear el nombre para el embalse de esta preciosa parroquia.

Aparte de estos ayuntamientos, se han sumergido por el embalse las extensiones pertinentes a los ayuntamientos de Taboada, Paradela, O bien Páramo, Guntín y Portomarín. Ocupa una extensión de dos mil hectáreas y sus aguas empiezan a detenerse a cincuenta quilómetros aguas arriba. El muro de hormigón tiene ciento treinta y tres metros de altura y prácticamente trescientos cincuenta metros de longitud. Por esta razón, y con su capacidad de seiscientos cincuenta y cuatro con cinco hm3, es el mayor embalse de Galicia.

El mayor embalse de Galicia es el embalse de Belesar

Debido al empleo que se le dio en su día y a los individuos que venían de fuera y que harían de Chantada su sitio de vivienda, la construcción del embalse supuso una reactivación del ayuntamiento de Chantada. Para la construcción del embalse se trajeron desde Añorga (Guipúzcua) doscientos cuarenta y cinco mil toneladas de cemento Portland en trenes con una capacidad de carga diaria de seiscientos toneladas.

Inundar varios pueblos para crear el embalse de Belesar

La presa, no obstante, es obra del ingeniero Luciano Yordi de Carricarte, y Juan Castañón de Pura edificó la edificación de control. La inundación del val hizo que el legendario pueblo del Camino de la ciudad de Santiago de Portomarín, fundado cuesta arriba, desapareciese bajo las aguas. Asimismo se reubicó la iglesia de San Juan, que estaba a riberas del Miño. Asimismo supuso la desaparición de esenciales yacimientos arqueológicos, como el conocido Castro Candaz, el pueblo de Castroxa y la futura fortaleza alto-medieval.

Vaciado del embalse de Belesar

No obstante, el vaciado premeditado en dos mil diez sacó a la luz los restos de esta y otras maravillas que han continuado ocultas a lo largo de más de cincuenta años, como las ruinas del casco viejo de Portomarín y sus puentes. La central de energía hidroeléctrica tiene una capacidad de doscientos veintisiete MW y es operada por Unión Fenosa. El vacío de dos mil diez se debió a los trabajos que duraron prácticamente 3 años para dotar de más potencia a la factoría. Las obras consistieron en la construcción de 2 conjuntos con capacidad para generar diez con cuatro megavatios cada uno de ellos y se ubicaron al lado de la presa en un macizo montañoso que aprovechó un viejo túnel que se abrió cuando se edificó el embalse.

 

¿Qué podemos pescar en el embalse de Belesar?

Galicia es famosa por el hecho de que prácticamente todos sus ríos ofrecen ocasiones para la pesca de truchas, si bien en los últimos tiempos su exuberancia ha disminuido drásticamente. A esto se agrega el reo y, lógicamente, el salmón, que ofrece buenas posibilidades, singularmente en el Ulla y el Eo, si bien asimismo bastante pequeñas. Mas en contraste al resto de España, hay pocos caladeros para los ciprínidos, singularmente para las carpas, y todavía menos para otros predadores, como la lubina negra.

Pesca diversificada en el pantano del Belesar

En los grandes embalses del Miño y del Sil, las pocas zonas donde la pesca está «diversificada» son, y una de las más simbólicas es la del Belesar. La pesca en el embalse de Belesar, establecido en mil novecientos sesenta y tres, ofrece una gran ocasión de pesca. Su orografía es muy diversa, con una extensión de cuarenta quilómetros. Desde las grandes terrazas que abundan tanto en esta una parte del Miño como en el Sil y que con frecuencia complican la pesca desde la ribera con una flora excesiva que la hace absolutamente imposible, mas asimismo playas y praderas donde se pueden pescar ciprínidos: carpas, barbos y remas.

Pescando en el Belesar

No obstante, la pesca en navío ofrece la mayor promesa. Se puede pescar desde cualquier clase de embarcación en el embalse de Belesar, desde el puente de Areas en el curso primordial, desde la presa del embalse de Galego en el río Ferreira y desde las aguas embalsadas en el resto de los afluentes. Esto deja gozar de buenos días de pesca de spinning, que se ha restaurado de forma inopinada una vez que la reforma de drenaje de Gas Natural-Unión Fenosa (el concesionario de la presa) drenase absolutamente el embalse en dos mil once.

Menos truchas en el embalse del Belesar

Se han perdido truchas, singularmente las de buen tamaño, si bien aún se pueden localizar ciertas, mas lo que la hace atrayente para muchos es la pesca de la lubina negra, tan poco común en Galicia. La pesca se puede efectuar a través de spinning y si somos nuevos en la zona, podemos tener buenas atrapas en verano, en tanto que sus aguas frías retraen menos y después el black bass, al que podemos tentar con cualquier señuelo: cuchase, vinilo y todo género de peces artificiales, con esto se pueden pescar tanto truchas como lubinas múltiples veces.

La pesca en el embalse del Belesar

Es preciso indicar el régimen singular de pesca en el embalse de Belesar, tolerado a lo largo de todo el año para la pesca de ciprínidos y/o perca negra. ¿Qué implica eso? Vamos a poder pescar truchas de marzo a agosto, teniendo presente las datas de prohibición y limitaciones (hasta el momento no se puede pescar cada lunes) y solo ciprínidos y perca negra a lo largo del resto del año, lo que se favorece del hecho de que su presión de pesca es hoy día mucho menor que en el resto de España. Con lo que si atrapa alguna trucha, deberá devolverla inmediatamente.